Porsche entra en la Fórmula E

Porsche entra en la Fórmula E

El Porsche 99X Electric comienza su primera temporada en el Campeonato de Fórmula E ABB FIA. El Equipo TAG Heuer Porsche Fórmula E da la bienvenida a otro miembro de la familia Porsche. Pascal Zurlinden, Director de Competición para los GT oficiales desde 2018, asumirá una función clave en la Fórmula E, además de su papel en las carreras de GT. El francés trabaja para Porsche en el centro de desarrollo de Weissach desde 2014, inicialmente en el proyecto LMP1 y, desde 2017, con los vehículos GT oficiales.

Para el diseño del Fórmula E, se eligieron los colores tradicionales de competición de Porsche. Desde una perspectiva cenital, el emblema de Porsche es claramente visible alrededor del Halo. Como de costumbre, el formato del nombre consta de los tres dígitos clásicos que representan a los coches de carreras de Porsche y a los deportivos de dos puertas. El número más alto, el nueve, figura dos veces para volver a subrayar la importancia que tiene para Porsche el proyecto de la Fórmula E, mientras que la X representa el enfoque futurista y la competición de prototipos. El Porsche 99X Electric también será plataforma de desarrollo para futuros modelos de producción totalmente eléctricos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Porsche en la Fórmula E

Después de más de 30 años, Porsche vuelve a las carreras de monoplazas. La entrada en la Fórmula E y la consiguiente reestructuración de la participación en los deportes de motor se derivan de la estrategia Porsche 2025. Además de los tradicionales deportivos GT de carretera, los deportivos 100% eléctricos también están firmemente implicados en esta estrategia. Ambos estarán en las futuras competiciones en las que participe Porsche. En términos de tecnología híbrida y, por tanto, de tecnología eléctrica, las carreras y la producción en serie se han enriquecido mutuamente en Porsche durante aproximadamente una década: el primer coche de carreras híbrido, el 911 GT3 R Hybrid de 2010, tuvo efecto en el desarrollo del posterior 918 Spyder. En parte, el 918 fue la base del 919 Hybrid, que a su vez influyó en el desarrollo del sistema de propulsión del Porsche de Fórmula E y del Porsche Taycan.

Deja un comentario

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.